«Tiempo» y «Consenso» son las dos cuestiones de fondo que más me motivaron a escribir la serie de tres post que concluyo hoy. Más allá de esas dos variables, hay cuestiones prácticas que por lo general quedan escritas en letra pequeña dentro de las regulaciones y que son las que marcan el significado real de las decisiones y sus posibilidades reales de éxito.

Estamos expectantes de las decisiones que habrán de tomar las autoridades sobre varios reclamos que se han levantado en la comunidad durante los últimos meses. Estos son apenas tres, pero son muchos más.

-El reclamo de los arquitectos para ejercer su actividad de forma independiente. Una representación de ellos fue recibida por el Ministro de la Construcción. Quedó un compromiso de respuesta que debe cumplirse.

-El reclamo de varios colegas que llevan años en la informalidad ejerciendo como guías de turismo o prestando servicios de esa naturaleza. Un par de semanas atrás, varios de ellos después de hacer saber su inconformidad, recibieron cartas del MTSS respondiendo que su solicitud está siendo analizada por ellos junto al MINTUR.

-La inconformidad de los profesionales del software a los cuáles, cuando su potencial ya parecía asumido por las autoridades, se les niega de momento la posibilidad de organizarse como MYPYMES una vez que se instrumenten esos actores. Si hay un sector donde tenemos la fuerza para avanzar es ese. No hacerlo es darse un tiro en el pie dos segundos antes de correr un maratón.

En lo personal, ante esta espera que por momentos parece nunca acabar y que se renueva con dicusiones sempiternas, pongo la misma voluntad de estos 6 años: Trabajar. Quizás no pueda en los próximos meses salir corriendo hacia una notaría para registrar mi empresa pero esa hace rato que existe. Podrán no darme un registro pero el reconocimiento de nuestra comunidad, clientes y colegas, eso que es lo más dificil de lograr, lo conquistaremos a golpe de pincha.

Seguiremos pasando por el ojo de la aguja.

Un día, cuando lo que tenga que ocurrir ocurra, colgaré en una pared todas las cartas, respuestas y mensajes en las que gente de todo tipo me dijo NO SE PUEDE. Ese será mi «muro de los lamentos» pero no para ir a llorar de frustración por el tiempo perdido sino para recordarme cada día que las cosas se logran creyendo e insistiendo.

Y si no hay consenso «arriba» porque hay fuerzas que se resisten, los que allá estén por construirlo con el objetivo de traer prosperidad y bienestar para este país pueden contar conmigo. Aunque varios colegas del gremio digan con razón que no se sienten escuchados, yo no puedo decirlo igual. He tenido la oportunidad de hablar y de ver. He sido recibido en instituciones y allí he encontrado también gente capaz y comprometida con lo que hace, con las que tengo en común también muchas cosas. Con ellos trabajaré. Esa oportunidad la voy a defender porque la entiendo como mi derecho ciudadano y no porque implique para mí la vía de obtener privilegios personales, que ni busco ni me los han ofrecido por participar en esos espacios.

Y cuando me tope con los burócratas y los cultores del NO, como también me ha pasado, me será dificil ir más allá de las fórmulas de cortesía. Allí se quedarán, hasta un día.

Lo dicho: A trabajar.

(Tomado de perfil de facebook Oniel Díaz)

Reflexiones de Oniel Díaz, de Auge, sobre la noticia del 2 de junio 2021 del Consejo de Ministros (Parte III y final)

2 comentarios en “Reflexiones de Oniel Díaz, de Auge, sobre la noticia del 2 de junio 2021 del Consejo de Ministros (Parte III y final)

  • 10 junio 2021 a las 16:54
    Enlace permanente

    Noto la diferencia entre los dos primeros artículos y este último; claro está que si sigues como comenzó entonces no terminaria .
    En resumen para mi, esto no lo entiende nadie y demorará mucho tiempo para mi gusto para que «se arregle»
    Gracias por ser la voz de muchos.

    Responder
  • 16 junio 2021 a las 22:48
    Enlace permanente

    Bueno de haber leido detenidamente todos los artículos, te dejo mi humilde opinión como emprendedor TCP.

    1. No quieren comprender la importancia de los emprendedores y los emprendimientos, y el peso que tienen en la economía.

    2. Quieren mantenerse o aparentar que las instituciones estatales tienen la capacidad mantenerlo TODO.

    3. Finalmente terminaran con una economía desvastada, sin capacudad competitiva y los que es peor, sin rumbo objetivo.

    Hacer negocios no es compra-venta es hacerce un lugar en el mercado, mantener determinada calidad/satisfacción en los clientes y responder rápidamente a las adversidades.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.